martes, 21 de julio de 2009

cuento infantil...

Una vez una niña se encontró con un príncipe
que no era azul, ni estaba encantado
su color era verde y su estatura gigante

La niña pudo leer de aquel ser sus caricias
porque él las entregaba
escritas y en silencio
entonces, entre letras, supo que él latía
al mismo compás loco
de su propio corazón

Pero un día se atrevieron
a hablar, rompiendo el hielo,
él, tierno como niño
ella, temblando la voz

La niña sintió entonces
más ternura que miedo
escuchándolo atenta, era niña y mujer
y él, hombre hecho voz, ¡era un niño gigante!

Con el verde del hombre, la niña sintió un manto
que la cubría en la noche y oxigenaba el día
y a la estatura enorme de aquel niño pequeño
la cobijó en sus brazos para darle calor

Fue así como los dos
se abrazaron por siempre
sintiendo,
en cuatro manos,
un sólo corazón.

1 comentario:

periodista1 dijo...

HERMOSO, quien fuera tu gigante?